¿Qué es un cepillo interproximal?

Qué es y para qué sirve un cepillo interproximal

Los cepillos interproximales son un tipo de cepillo dental que tienen una forma y función específica. Estos cepillos especiales tienen un cabezal con forma cilíndrica. Su tamaño pequeño tiene como objetivo poder limpiar aquellas zonas de dientes que un cepillo convencional no puede limpiar.

Estos cepillos se suelen recomendar para personas que tienen espacios muy abiertos entre sus dientes, por lo que suelen acumular más restos de comida y suciedad de lo habitual. Los cepillos interproximales suelen ser más eficaces a la hora de eliminar la placa dental, causante de enfermedades como gingivitis o periodontitis.

Ya sea por prescripción médica o como completo a su higiene dental, es necesario saber el tipo de cepillo interproximal que necesita.

Tipos de cepillos interproximales

Los cepillos interproximales pueden ser de 2 tipos según su forma:

  • Cepillos cónicos: zona posterior que comprende los molares y premolares
  • Cepillos cilíndricos: Zona anterior que comprende los dientes incisivos y caninos

También varían en función de su tamaño. En este caso, el tamaño de uso recomendado viene determinado para la zona a limpiar. Por eso, antes de elegir un cepillo debe de conocer:

  • El espacio que hay entre los dientes o PHD, tu dentista siempre puede ayudarte con este dato.
  • Conocer en cuántas zonas de la dentadura se puede utilizar el cepillo
  • Y depende de la zona dónde se utiliza, ya sea en la zona frontal o posterior

Es aconsejable elegir los cepillos correctos, ya que en caso de utilizar un cepillo de un tamaño inferior la placa puede permanecer y la limpieza no es completa.

Uso del cepillo interproximal paso a paso

Para usar correctamente los cepillos interproximales se recomiendan los siguientes pasos:

  1. Introduzca el cepillo en los espacios que hay entre los dientes. El cepillo debe de entrar con facilidad. Si el espacio es reducido y el alambre metálico roza el diente, está utilizando el tamaño de cepillo equivocado.
  2. El cepillo interproximal limpia según lo saque de adentro a fuera. No debe de girar.
  3. Repetir estos pasos por el interior de los dientes, no solo por fuera (la otra cara).
  4. Repetir todos los pasos anteriores en los distintos espacios detectados.

Es importante que no confunda el objetivo del uso del cepillo interproximal con el del hilo dental. Este segundo se puede usar en todos los casos, incluido cuando no hay espacio entre los dientes.

El uso de cepillos interproximales no solo es recomendado a personas con espacios entre los dientes. También pueden ser útiles para aquellos pacientes que llevan implantes dentales o que ya presentan enfermedades en las encías.

El eliminar de forma correcta cualquier resto de comida o suciedad es la mejor forma de prevenir la acumulación de bacterias en la boca que crean la placa dental. Una higiene dental completa es la mejor batalla ante la caries, gingivitis, periodontitis y otras enfermedades bucodentales.

Top