Casos clínicos

Son muchos los pacientes que acuden cada día a nuestra clínica en busca de soluciones para determinado problema o para ponerse de nuevo en nuestras manos porque ya están bajo tratamiento. Es por esta razón que conocemos cuales son los casos clínicos más frecuentes, los principales motivos por los que acudimos a nuestro odontólogo de confianza.

Tener unos dientes en excelente estado de salud es fundamental. Con ayuda de los dientes hacemos importantes actividades diarias como masticar la comida, hablar, incluso sonreír. Tan solo es necesaria una buena higiene bucal día a día para evitar la mayoría de los problemas dentales. Además, es importante acudir a tu dentista al menos una vez al año para que te haga un revisión.

Llevar a cabo estas actividades lleva muy poco tiempo, podrás evitarte muchos problemas si mantienes una buena higiene bucal diaria y si visitas a tu odontólogo con regularidad. Contacta con nosotros si tienes alguna preocupación, en Clínica Antonio Ferreño estaremos encantados de ayudarte.

¿Qué problemas dentales existen?

Existen diversos problemas dentales que mucha gente sufre a lo largo de su vida. La mayoría de estos problemas pueden evitarse fácilmente con una limpieza bucal diaria y visitando al odontólogo una vez al año para que nos revise. No obstante, influyen otros factores: la alimentación, si somos o no fumadores, etc.

A continuación vamos a ver los problemas dentales más comunes que sufrimos:

  • Dolor de dientes: es muy común sufrir dolor de dientes a causa de una caries o de infección en las encías. Sin embargo, también puede surgir este síntoma a raíz de un absceso periodontal o a un diente que no puede salir.
  • Inflamación de encías: este síntoma puede ir acompañado del sangrado de las mismas, y normalmente se asocia a la gingivitis. Se trataría en ese caso de una fase inicial de la enfermedad.
  • Sequedad en la boca: es importante no padecer sequedad en la boca, ya que la saliva actúa como defensa ante posibles infecciones, neutraliza bacterias, etc. Este problema dental se suele dar más en personas ancianas, pero también puede ser debido a otras enfermedades o al efecto secundario de algunos medicamentos.
  • Acumulación de sarro: el sarro, científicamente conocido como placa bacteriana, puede aparecer y acumularse en nuestros dientes debido a una escasa falta de higiene. Al principio se acumula en los dientes pero si no le ponemos remedio a tiempo puede empezar a depositarse en las encías, causando problemas mayores. Nuestro odontólogo puede ayudarnos a eliminar todo resto de sarro con una profilaxis completa. Además, nos dará los mejores consejos para tener una higiene bucal perfecta.
  • Dientes en posición incorrecta: un diente mal posicionado, además de ser un problema evidentemente estético, puede causar problemas de mayor envergadura. Ejemplos de esto pueden ser el mayor desgaste de los dientes, alteraciones en la mandíbula, mayor riesgo de caries debido a la dificultad para limpiar bien la zona, etc.
  • Dientes rotos o fisurados: un pequeño accidente puede llevarnos a tener algún diente roto o fisurado. Enfermedades como el bruxismo también contribuyen a este mal. A veces, las fisuras son invisibles, pero son muy dolorosas. Para evitar que un diente roto o fisurado cause problemas mayores, acude a tu odontólogo.

Las enfermedades bucales más comunes

Es importante conocer cuáles son las enfermedades bucales más comunes para que seamos conscientes de que debemos acudir a nuestro odontólogo tan pronto como sea posible para ponerles solución. Algunas de éstas son:

  • Caries: las caries consisten en grietas en los dientes que pueden aumentar nuestra sensibilidad dental, entre otros problemas. Son consecuencia de unos malos hábitos dentales, así como del tabaquismo o del consumo de azúcares.
  • Gingivitis: empieza por una inflamación de las encías que, si no se detecta a tiempo, puede desembocar en algo más grave, como una periodontitis.
  • Periodontitis: la consecuencia de no tratar una gingivitis a tiempo. El hueso que rodea a las piezas dentales se va perdiendo poco a poco a causa de una acumulación progresiva de sarro en las encías. Esto puede desembocar finalmente en una pérdida del diente.
  • Halitosis: la halitosis, o el conocido mal olor de boca, es sufrida por aproximadamente un cuarto de la población española. Se debe normalmente a una mala higiene bucal, pero a veces existen casos más graves, como padecer una enfermedad periodontal.
  • Sensibilidad dental: se suele dar al consumir bebidas muy calientes o muy frías, por ejemplo. Es posible que haya una caries o un empaste en mal estado detrás de esta afección.

Pon solución a tus enfermedades bucales

Si aún no acostumbras a mantener una buena higiene bucodental diaria, desde Clínica Antonio Ferreño te animamos a que lo hagas. Usa el cepillo de dientes tras cada comida, así como hilo y colutorio dental para una limpieza más profunda.

Pierde el miedo al dentista y ven a visitarnos regularmente. Muchos pacientes nos visitan por primera vez porque empiezan a sentir una molestia que les preocupa. Sin embargo, si haces una visita regular al dentista te evitarás muchos problemas. Nuestro equipo es cercano y tratará tu caso con toda la profesionalidad que nos caracteriza.